Desde hoy lunes día 18 y hasta el próximo lunes día 25 de enero la Diócesis de León acoge la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, una cita eclesial que con el lema “Permaneced en mi amor y daréis fruto en abundancia”, según los obispos de la Subcomisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales y Diálogo Interreligioso” hace especial hincapié en que “la unidad de la Iglesia es necesaria para acercarnos a la unidad que Cristo quiere para todos”.

El Secretariado de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de la Diócesis anima esta convocatoria con la distribución de los materiales que ha preparado el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y recuerda que “también nuestra Diócesis de León quiere sumarse a este empeño ecuménico e intensificar la plegaria por esta intención; por esta razón, podemos tenerla en cuenta durante estos días en la oración de los fieles de la Eucaristía, en las preces de Laudes y Vísperas, y también celebrando la Misa ‘Por la unidad de los cristianos’ cuando lo permite la normativa litúrgica” para que “se haga visible la unidad de todo el pueblo de Dios en torno al único alter del Señor”.

CARTA PASTORAL

Y con motivo de esta Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos que hoy comienza y que tendrá su clausura el próximo lunes día 25, en la fiesta de Conversión de San Pablo, con una celebración eucarística de acento ecuménico en la Basílica de San Isidoro que presidirá el obispo de León, Luis Ángel de las Heras ha hecho pública una carta pastoral en la que bajo el título “Permanecer en el amor de Dios” recuerda que “en medio de los avatares de este comienzo de 2021, no podemos dejar de prestar atención a un tema que estamos urgidos a seguir cuidando si queremos crecer en la coherencia de nuestra vida de fe y de Iglesia y estamos dispuestos a dar testimonio de que somos uno, como el Padre y el Hijo son uno, para que el mundo crea (cf. Jn 17,21)”.

En su carta, el obispo de León recuerda que “permanecer en el amor de Dios es un camino seguro de santidad para el cristiano” y que “esta permanencia da paz al corazón, permite superar la dispersión interna, desvela la verdad, pone la justicia como luz de la historia, hace brillar el ideal de la unidad como fuente de esperanza y, por supuesto, abre la puerta a la auténtica fraternidad” dado que “la comunión con Cristo exige la comunión con los demás: solo así se puede avanzar hacia una vida reconciliada, «porque la vida subsiste donde hay vínculo, comunión, fraternidad» (FT 87)”.

También desde una perspectiva autocrítica Mons. De las Heras afirma que “la división entre cristianos no puede dejarnos indiferentes: es uno de nuestros más lamentables pecados, que nos aleja entre nosotros y, consecuentemente, de Dios” para concluir con la petición expresa de celebrar este “octavario anual con intención de sellar el compromiso de orar por la unidad de los cristianos y avanzar decididamente hacia ella cada día, en medio de las dificultades y satisfacciones que nos depare la historia, de tal modo que participemos de la alegría del Señor y nuestra alegría, la alegría de todos los hermanos, sea completa (cf. Jn 15,11)”.

Archivo de Noticias

Noticias de la antigua web AQUÍ

Carteles 2017

Semana Santa 2017

Contador de Visitas

Últimos Tweets

Email de contacto

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Envía tu noticia