La reciente encíclica ‘Fratelli tutti’  sobre la fraternidad y la amistad social’ ha marcado un hito destacado en el pontificado del Papa Francisco y en toda la Iglesia desde su publicación el pasado mes de octubre. Y ese mensaje universal de ‘Fratelli tutti’ tendrá mañana jueves día 4 de febrero una proyección especial con el Día Internacional de la Fraternidad Humana que aprobaba el pasado mes de diciembre la Asamblea General de las Naciones Unidas.

 MENSAJE DE FRATERNIDAD

La Diócesis de León acogerá este primer Día Internacional de la Fraternidad Humana como una ocasión para dar continuidad al camino de comunicación y comunión iniciado con la promulgación de la encíclica ‘Fratelli tutti’ para seguir adelante con la difusión de este mensaje de fraternidad, tan necesario en un mundo que ahora sufre por causa de la pandemia.

El obispo Luis Ángel de las Heras invita en este sentido a una meditación sobre la fraternidad universal y a una oración en las eucaristías. Además, el Ciclo de Formación Permanente del Clero abrirá la segunda parte de su actividad de este curso pastoral el próximo día 15 con una sesión especial que va a estar dedicada de manera monográfica a la presentación de esta encíclica ‘Fratelli tutti’ a cargo del sacerdote y vicerrector del Seminario Redemptoris Mater ‘Virgen del Camino’ Maciej Jurczyk.

La propuesta de fraternidad universal que realiza el Papa Francisco en ‘Fratelli tutti’ (FT) se fundamenta en afirmar que todos los seres humanos somos hermanos y hermanas y nos plantea retos que nos obligan a asumir nuevas perspectivas y a desarrollar nuevas reacciones (FT 128). Sin una apertura al Padre de todos, no habrá razones sólidas y estables para el llamado a la fraternidad (FT 272). El proyecto de fraternidad está escrito en la vocación de la familia humana (FT 26). La fraternidad no es sólo resultado de condiciones de respeto a las libertades individuales, ni siquiera de cierta equidad administrada. La fraternidad tiene algo positivo que ofrecer a la libertad y a la igualdad (FT 103).

Un camino de fraternidad local y universal, sólo puede ser recorrido por espíritus libres y dispuestos a encuentros reales (FT 50). Hay un reconocimiento básico, esencial para caminar hacia la amistad social y la fraternidad universal: percibir cuánto vale un ser humano, cuánto vale una persona, siempre y en cualquier circunstancia (FT 106). El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Solo el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos (FT 94).

Todo ser humano tiene derecho a vivir con dignidad y a desarrollarse integralmente. Cuando este principio elemental no queda a salvo, no hay futuro ni para la fraternidad ni para la sobrevivencia de la humanidad (FT 107). La justicia es requisito indispensable para obtener el ideal de la fraternidad universal (FT 173).

Mientras nuestro sistema económico y social produzca una sola víctima y haya una sola persona descartada, no habrá una fiesta de fraternidad universal (FT 110).  Hay un derecho fundamental que no debe ser olvidado en el camino de la fraternidad y de la paz; el de la libertad religiosa para los creyentes de todas las religiones (FT 279).

Necesitamos no solamente fomentar una mística de la fraternidad sino una Organización Mundial más eficiente para ayudar a resolver los problemas acuciantes de los abandonados que sufren y mueren en los países pobres (FT 165).

¿Puede [el mundo] haber un camino eficaz hacia la fraternidad universal y la paz social sin una buena política?(FT 176).

La Iglesia tiene un papel público que no se agota en sus actividades de asistencia y educación sino que procura la promoción del hombre y la fraternidad universal (FT 276).

Archivo de Noticias

Noticias de la antigua web AQUÍ

Carteles 2017

Semana Santa 2017

Contador de Visitas

Últimos Tweets

Email de contacto

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Envía tu noticia