La Diócesis reactivará este próximo domingo día 25, Domingo IV de Pascua, conocido como el “Domingo del Buen Pastor”, en el marco de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, el mensaje del Año Pastoral Diocesano Vocacional que se desarrollaba en toda la Iglesia de León en el curso 2017-2018 bajo el lema “Venid y Veréis” con el objetivo ya entonces de responder a la “urgencia pastoral para que entre todos logremos una nueva y verdadera cultura vocacional”.

VIGILIA DE ORACIÓN

Un Año Pastoral Diocesano Vocacional que ha seguido presente en la Diócesis con iniciativas de nueva evangelización como Cursos Alpha o el trabajo del denominado Observatorio Vocacional y que volverá a primer plano en todas las parroquias de León con la celebración de la LVIII Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones este domingo día 12 desde ese lema “¿Para quién soy yo?” y con una vigilia de oración convocada para mañana miércoles día 21 a las 20:30 horas en la Parroquia de San Marcelo.

INICIATIVAS EN EL ÁMBITO DE LA PASTORAL VOCACIONAL

La Delegación diocesana de Pastoral Juvenil y Vocacional, junto con los dos seminarios diocesanos, el Mayor “San Froilán” y el Redemptoris Mater “Virgen del Camino”, han promovido estos días la difusión de esta Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones con actos como la convivencia del grupo vocacional de Gente CE. Iniciativas específicas de trabajo en ese ámbito de pastoral vocacional que se desarrollan en la Diócesis de León, con los doce jóvenes que vienen participando regularmente en las actividades de los dos grupos vocacionales de acogida e iniciación, que pretenden ser caminos que conducen hacia el ingreso como seminaristas para los chicos o hacia el ámbito de la vida consagrada para las chicas. Estos grupos son “Gente CE”, para jóvenes de 11, 12, 13, 14 y 15 años (de ahí la denominación CE) y “Mar adentro”, para jóvenes de 16 a 18 años. Además, junto con el trabajo en estos grupos permanentes de convivencia que desarrollan su actividad a lo largo de todo el curso y que este año se ha mantenido a pesar de las limitaciones que ha impuesto la pandemia, la Diócesis de León organiza un ciclo especial de Encuentros de Monaguillos, que culmina con la celebración del “Día del Monaguillo”, para incentivar la vocación en aquellos niños que por su labor se pueden encontrar próximos a una llamada al sacerdocio o a la vida religiosa, que sin embargo este año la situación sanitaria excepcional ha obligado a suspender.

MENSAJE DEL OBISPO

Tanto en la vigilia de oración de mañana miércoles, como en todas las eucaristías que este próximo domingo se celebrarán en las parroquias de toda la Diócesis se remarcará el significado del lema “¿Para quién soy yo?”, extraído de la exhortación apostólica del Papa Francisco ‘Christus vivit’, que el obispo de León, el padre Luis Ángel de las Heras, comenta en su carta pastoral para esta Jornada al afirmar que “esta pregunta que dirige el papa Francisco a los jóvenes en la exhortación apostólica ‘Christus vivit’ tiene como fin que cada uno se haga consciente y pueda responder al camino de entrega a Dios y a los hermanos que el Evangelio propone como sentido y gozo de la existencia”.

El obispo de Léon recuerda en su carta pastoral que “escuchar con apertura de corazón y responder a la llamada de Dios constituye una dicha para los discípulos misioneros de Jesús” y hace especial hincapié en la afirmación del Papa Francisco cuando asegura que “cada uno es una misión en esta tierra; que hemos sido llamados a la existencia en clave misionera y que, por tanto, debemos reconocernos bajo el horizonte de la mission”. “Esto es lo que nos permite iluminar, bendecir, vivificar, levantar, sanar, liberar y, en consecuencia, ser con los demás y para los demás (cf. EG 273)”, subraya Mons. De las Heras para poner en relación esta Jornada Mundial de Oración con el Tiempo de Pascua que vive la Iglesia, como demostración de que “los encuentros pascuales con el Resucitado representan momentos de gracia en que se experimenta el gozo de la vocación y se descubre cómo ser concretamente misión de luz, bendición, vida y sanación para quien lo necesite”.

“Estamos vocacionados y somos misioneros” resalta en su mensaje el obispo Don Luis Ángel para animar a todos a “responder a la vocación laical, matrimonial, diaconal, presbiteral o de vida consagrada nos introduce en la misión de Dios, que es siempre una misión comunitaria” porque “cada uno «es misión», pero no aisladamente, sino en comunidad evangelizadora; por consiguiente, yo «soy misión» cuando todos «somos misión»”. Y concluye con una llamada para recordar que “en esta Pascua de Resurrección, juntos en la misma barca, se nos ofrece una vez más la oportunidad de actualizar o descubrir nuestra vocación personal, reconociendo que somos misión comunitaria”.

Archivo de Noticias

Noticias de la antigua web AQUÍ

Carteles 2017

Semana Santa 2017

Contador de Visitas

Últimos Tweets

Email de contacto

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Envía tu noticia