Un grupo de cien catequistas de entre los más de doscientos que desarrollan su labor en la Diócesis de León participarán en las dos sesiones, mañana sábado día 8 a las 18 horas en el Salón de actos del Seminario, para los catequistas de parroquias del ámbito rural, y el próximo lunes día 10 a las 18 horas en el Salón de actos del Seminario, para los catequistas de parroquias de la ciudad. Una cita presencial en doble convocatoria para cumplir con las limitaciones de aforo y propiciar el encuentro y el intercambio de experiencias entre todos estos agentes de pastoral de la Diócesis, tras el impacto que supuso la suspensión del año pasado y toda la alteración en el ritmo de las actividades de catequesis en las parroquias, al tiempo que se reconocerá “su labor, su entrega y su aportación a los trabajos de la evangelización desde su papel clave como transmisores del Evangelio”.

CARTA DEL PAPA: MINISTERIO DEL CATEQUISTA

Un reconocimiento diocesano que anticipa la presentación el próximo martes en Roma del de la carta apostólica en forma de ‘Motu proprio’ del Papa Francisco ‘Antiquum ministerium’ en la que se instituye dentro de la Iglesia el ministerio del catequista. Desde la Oficina de Prensa de la Santa Sede se dará a conocer este documento papal que oficializa para toda la Iglesia Universal el deseo que ya había expresado el Papa Francisco cuando había hablado de la necesidad de dar a este servicio una dimensión institucional en la Iglesia, algo que el pontífice tenía en el corazón desde hace unos años, cuando en un videomensaje de 2018 afirmó ante los participantes en una conferencia internacional sobre la catequesis el “catequista es una vocación”: “Ser catequista, ésa es la vocación, no trabajar como catequista”. Y añadía ya entonces que esta “forma de servicio que se realiza en la comunidad cristiana” requería ser reconocida “como un verdadero y genuino ministerio de la Iglesia”.

El motu proprio ‘Antiquum ministerium’ establecerá formalmente el ministerio del catequista, desarrollando esa dimensión evangelizadora de los laicos deseada por el Vaticano II. Un papel al que, según dijo Francisco en el videomensaje, le corresponde “un primer anuncio”. Un servicio que debe vivirse con intensidad de fe y en una dimensión comunitaria, como se subrayó también el pasado 31 de enero en la audiencia a los participantes en el encuentro promovido por la Oficina Nacional de Catequesis de la CEI. “Este es el momento -dijo el Papa- de ser artesanos de comunidades abiertas que sepan valorar los talentos de cada uno. Es la hora de comunidades misioneras, libres y desinteresadas, que no buscan la relevancia y la ventaja, sino que recorren los caminos de la gente de nuestro tiempo, inclinándose hacia quienes están en los márgenes…”.

Desde la Delegación diocesana de Catequesis, encargada de coordinar este XXXVII Encuentro Diocesano de Catequistas, se destaca la coincidencia de que esta convocatoria se desarrolle justo un día antes de que se presente en Roma esta carta apostólica del Papa Francisco que según el delegado diocesano de Catequesis, César Peláez, hace realidad la “importancia fundamental de la figura del catequista dentro de la Iglesia, de la que desde hace años venía hablando el Papa Francisco cuando destacaba la necesidad de crear el ministerio del catequista como ministerio institucionalizado, y en esa línea nuestra tarea tiene que pasar por valorar, acompañar, proporcionar formación y dar más importancia a la figura del catequista”.

Archivo de Noticias

Noticias de la antigua web AQUÍ

Carteles 2017

Semana Santa 2017

Contador de Visitas

Últimos Tweets

Email de contacto

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Envía tu noticia