El obispo de León, el padre Luis Ángel de las Heras, ha presidido esta mañana la asamblea ordinaria de Cáritas Diocesana, el foro de encuentro integrado por la comisión permanente de esta entidad y por los presidentes de la Cáritas parroquiales, y encargado de “establecer los objetivos y las líneas de trabajo en los programas acción comunes, de revisar dichos objetivos y líneas de trabajo y de discernir sobre la orientación y oportunidad de campañas de Cáritas”.

PANDEMIA Y MISIÓN SAMARITANA

En esta primera reunión ordinaria, tras la constitución de la Asamblea en diciembre de 2019, el consiliario de Cáritas Diocesana, el sacerdote José Luis Díez Puente, ha conducido la oración inicial en torno al pasaje bíblico del Buen Samaritano, para dar paso a la intervención a la directora Beatriz Gallego, que ha repasado la Memoria de Actividades del año 2020 para analizar los programas de acción social, economía solidaria, animación comunitaria y colaboradores con 4.654 personas atendidas, 7.535 personas beneficiadas y 41.556 intervenciones realizadas “en una año tan complicado como este, en la que toda la acción de Cáritas ha estado condicionada por la situación de la pandemia, una emergencia económica, social y sanitaria que tuvo y sigue teniendo un grave impacto sobre todas aquellas personas que se encuentras en situación de exclusión social y que, para respetar las normas oficiales de obligado cumplimiento, he hecho preciso intensificar los apoyos telefónicos y telemáticos”.

En su intervención el obispo Luis Ángel de las Heras agradeció la convocatoria de “esta asamblea como uno de los dinamismos de Cáritas que necesitamos consolidar y en la que todos nos hagamos cargo de las distintas realidades que hay en las parroquias, en las distintas zonas de la Diócesis, desde esas distintas maneras de afrontar las situaciones de pobreza que aquí hay que visibilizar”. “Si queremos abrirnos a esta Iglesia en comunión y en sinodalidad que el Papa Francisco nos está invitando a vivir y que el próximo curso expresaremos de manera más detallada en la preparación de ese sínodo que ya ha convocado” afirmó el obispo de León para pedir que “también aquí desde Cáritas tenemos que vivir esa interrelación que hace que Cáritas tenga esa dimensión tan importante de la acción social y caritativa acompañada por todos, por trabajadores, por voluntarios, por sacerdotes, por religiosos y religiosas, por todas esas personas que aquí en León hacen Iglesia”.

ACOGIDA E INTEGRACIÓN

Además, el obispo Luis Ángel de las Heras quiso remarcar la importancia del trabajo de Cáritas “que logra que todas las persona que acuden en demanda de ayuda se sientan acogidas y acompañadas, desde esa dimensión clave de la dignidad de toda persona, y además deberíamos hacer partícipes a estas personas de todo lo que nuestra vida cristiana lleva, abrir nuestras ámbitos y ofrecer nuestra casa para no sólo ayudar, sino para participar en nuestras actividades”. Y en esa línea de inclusión, abierta “a la participación en esta familia para que la Iglesia sea puerta de inclusión en la vida diocesana, parroquia y en todo los que libremente estén dispuestos a colaborar” Mons. De las Heras adelantó que a partir del próximo mes de septiembre la nueva delegación de Misión Samaritana, al frente de la cual ya está el sacerdote Francisco José Pérez, trabajará por conseguir una mayor coordinación entre todas las iniciativas que la Diócesis lleva adelante en los más variados ámbitos de la acción social y caritativa para “ser capaces de generar sinergias y acciones combinadas que hagan todavía más presente todo este trabajo que de manera muy destacada lleva a delante Cáritas diocesana y las distintas Cáritas parroquiales”.

Archivo de Noticias

Noticias de la antigua web AQUÍ

Carteles 2017

Semana Santa 2017

Contador de Visitas

Últimos Tweets

Email de contacto

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Envía tu noticia