Desde el pasado viernes, 27 de octubre, Nuestra Madre de la Divina Gracia fue venerada con motivo del solemne triduo que la Cofradía de Nuestro Señor Jesús de la Redención organiza en recuerdo de los dolores de la Santísima Virgen.

D. Germán Pablos Gutiérrez – párroco de Villanueva de Carrizo y de Cimanes del Tejar – fue el encargado de predicar en cada una de las jornadas de oración en torno a María, contándose con el acompañamiento del coro parroquial de la iglesia de San Martín (viernes y domingo) y del trío de cámara “Stella” (sábado).

El vestidor y bordador D. Jesús Díaz Hellín fue el encargado de ataviar a Nuestra Madre de la Divina Gracia para sus cultos anuales, trasladándonos a la época en la que las damas de la Corte vestían de luto riguroso. Asimismo, al inicio del primer ejercicio del triduo se llevó a cabo la bendición de un puñal pectoral que, realizado por la orfebrería “Manuel de los Ríos e hijos”, fue donado a la Virgen por hermanos de la penitencial.

Bendición del puñal donado a Nuestra Madre de la Divina Gracia

El rezo de un responso por los hermanos difuntos de ‘La Redención’ a cargo de D. Manuel Flaker (Consiliario de la Cofradía) y un besamanos – al igual que en las jornadas del viernes y sábado –  pusieron, en la presente jornada, el culmen a los actos en honor a la Imagen mariana salida de la gubia de D. Antonio José Martínez Rodríguez.

Archivo de Noticias

Noticias de la antigua web AQUÍ

Carteles 2017

Semana Santa 2017

Contador de Visitas

Últimos Tweets

Email de contacto

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Envía tu noticia