En la vespertina de este primero de diciembre, la Cofradía del Santo Cristo de la Bienaventuranza – en comunión con la feligresía de la parroquia de San Claudio, en plena celebración de la novena en honor a la Inmaculada Concepción – se reunió en torno a la mesa del Señor para despedir a Nuestra Madre de la Piedad.

En el acto se sucedieron muestras de veneración a la Santísima Virgen, cabiendo destacar aquellas que surgieron de una representación de braceras que, cada mañana de Jueves Santo, llevan sobre sus hombros a su querida Piedad.

La mencionada Imagen mariana – que en 2018 cumplirá su vigésimo aniversario y que procesiona en la mañana del Jueves Santo leonés – será sometida a una intervención a cargo de su autor, D. Ricardo Flecha, con el objetivo de evitar que se agrave su deterioro.

La vuelta de la Piedad a la sede canónica de ‘La Bienaventuranza’ está prevista para finales de enero. Mientras tanto, los fieles de San Claudio contemplarán una fotografía de Nuestra Madre de la Piedad en el lugar en el que recibe culto.

Nuestra Madre de la Piedad, ruega por nosotros.

Archivo de Noticias

Noticias de la antigua web AQUÍ

Carteles 2017

Semana Santa 2017

Contador de Visitas

Últimos Tweets

Email de contacto

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Envía tu noticia